El crash del 2010El crash del 2010

El crash del 2010

ISBN 978-84-937038-0-6
232 páginas
Tapa blanda, 15,5 x 23,5 cm

Toda la verdad sobre la crisis

Este libro profético se adelantó a todos los especialistas y anunció la inminencia de una crisis económica de proporciones sistémicas, alcance global y duración muy prolongada. Le llamaron «catastrofista», pero Santiago Niño-Becerra es, desde la publicación en 2009 de este clásico, uno de los economistas más mediáticos de España.

A su capacidad pedagógica Niño-Becerra une un ojo clínico infalible para ver la verdad que otros esconden, y comunicarla eficazmente. Por eso encuentra respuestas a las preguntas que todos nos formulamos: ¿Cuál es el origen de la actual situación económica? ¿Cuál podría ser el alcance y la duración de la crisis?

Santiago Niño Becerra alertó desde 2006 que los años de vacas gordas estaban llamados a terminar, y advirtió que esta vez íbamos a enfrentarnos a una crisis verdaderamente profunda. En El crash del 2010 desarrolla y profundiza su análisis de la situación, y ofrece respuesta a todas esas preguntas.

¿Por qué lo publicamos?

Porque los ciudadanos tenemos derecho a saber la verdad y porque la economía se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la gente de a pie, que ya sabe hasta qué punto estas cosas afectan a su bolsillo y a su vida.

ISBN 978-84-937038-0-6
232 páginas
Tapa blanda, 15,5 x 23,5 cm

Un libro clave en el análisis de la crisis que seguimos padeciendo, y que ha convertido a su autor en el más mediático economista español.

Santiago Niño-Becerra

(Barcelona, 1951) es catedrático de Estructura Económica en la IQS (Universitat Ramon Llull) y autor de los éxitos El crash de 2010 ,  Más allá del crash ,  Diario del crash  y La Economía. Una historia muy personal . Desde 2005, publica cinco artículos semanales en el periódico online lacartadelabolsa.com.
Santiago Niño-Becerra
¿Quieres leer un fragmento de este libro?
¿Quieres leer un
fragmento del libro?

«Nunca volveremos a crecer del modo en que lo hemos hecho. Porque es físicamente imposible. Crecer como crecimos nos ha llevado a una crisis sistémica de una intensidad semejante a la Gran Depresión.»

El crash del 2010
Santiago Niño-Becerra