El peor de los guerrerosEl peor de los guerreros

El peor de los guerreros

ISBN 978-84-15070-07-8
288 páginas
Tapa blanda, 15x21 cm

El peor de los guerreros se llamaba Samu. Tal vez no fuera tan osado como sus amigos, pero era un narrador extraordinario. Como tantas otras víctimas de Pinochet, murió siendo arrojado al mar, y ahora regresa a su aldea para contarle una historia a Benito, un joven que tiene la intención de escribir una novela policíaca. Samu no dejará en paz a Benito hasta que éste escriba una historia de verdad; hasta que se entere de quiénes fueron sus padres biológicos, de dónde venían y en qué terribles circunstancias desaparecieron. La incansable voz de Samu recorre todo el siglo XX. Narra lo que pasó cuando su amigo Sofanor y su bella pareja, la Inglesa, atracaban los barcos salitreros; cuando el diablo López Cuervo y el dios Alzamora sojuzgaban a los aldeanos; cuando Flor, la mujer de Samu, recogía todos los perros abandonados de la aldea; cuando apareció en sus vidas la pequeña Tita, que de mayor se enamoró de un líder revolucionario; cuando Tita, Samu y el pueblo entero fueron víctimas del golpe de Estado.

¿Por qué lo publicamos?

Una gran novela sobre las aventuras de un joven en un mundo propio del realismo mágico pero situada en el desierto de Atacama.

ISBN 978-84-15070-07-8
288 páginas
Tapa blanda, 15x21 cm

Una novela literaria con muchas grandes historias entrecruzadas.

Rodrigo Diaz Cortez

(Santiago de Chile, 1977) debutó como escritor a los veintitrés años con el libro de cuentos La taberna del vacío (2000), que él mismo publicó y del que se han vendido numerosas ediciones. Se ha ganado la vida como estibador de aviones, montador de estructuras metálicas y aparcacoches. En 2007 su novela Tridente de plata ganó el Premio Mario Vargas Llosa de la Universidad de Murcia. La novela Poeta bajo el mar quedó finalista del Premio Ciudad de Barbastro en 2008 y finalista del Premio Qué Leer en 2010. Actualmente trabaja como taxista en Barcelona y conduce talleres de creación literaria.
Rodrigo Diaz Cortez
¿Quieres leer un fragmento de este libro?
¿Quieres leer un
fragmento del libro?

«La sonajera de mi reloj no logró despertar a la pareja porque ya estaban muertos. El ramo de rosas quedó desparramado sobre la cama; los sedosos pétalos rodeaban a la Inglesa tumbada. Su cara angelical parecía cubierta de polen y sus ojos de culebra apuntaban hacia algo espantoso».

El peor de los guerreros
Rodrigo Diaz Cortez