La economía no existeLa economía no existe

La economía no existe

Un libelo contra la econocracia

ISBN 978-84-15070-59-7
páginas
Tapa dura, 14x21 cm

Una crítica despiadada de esa religión a la que llamamos economía narrada con un agudo sentido del humor.

El humor combinado con la erudición permite a Antonio Baños contarnos el desastre de los economistas actuales, incapaces de acertar una sola predicción en muchos años. Éste es un libelo en el noble sentido de la palabra: una máquina propagandística que nace de la rabia y que no ofrece soluciones, sino una crítica despiadada contra la religión llamada economía, que ha hecho de nuestra civilización una de las más penosas de la historia. Bajo el yugo de la econocracia, la vida se ha reducido a cifras y modelos, que los economistas aplican sin piedad, y metiendo la pata con asombrosa frecuencia. Al igual que los escolásticos en su momento, los econócratas practican una forma de onanismo mental. Antonio Baños Boncompain ha decidido exponerlos al escarnio público. Su lectura transversal de los clásicos y los neoclásicos, los progres y los reaccionarios le permite desvelar que la economía no es sino un sistema de creencias disfrazado de ciencia, y que sus profetas fallidos son los verdaderos responsables del fiasco.

Como lo descortés no quita lo valiente, en este libro el humor (más bien negro) y la denuncia (más bien agria) forman un tándem magnífico.

¿Por qué lo publicamos?

Las ideas radicales de Antonio Baños se sirven siempre de la ironía para ridiculizar a la casta.

ISBN 978-84-15070-59-7
páginas
Tapa dura, 14x21 cm

Tres ediciones vendidas de un clásico del anticapitalismo.

Antonio Baños Boncompain

Nació en Barcelona en 1967. Es Periodista, fue diputado por la CUP en el parlament de Cataluña y experto en economía. Colabora con El Diario.es entre otros medios.
Antonio Baños Boncompain
¿Quieres leer un fragmento de este libro?
¿Quieres leer un
fragmento del libro?

«Aquí no se pretende explicar cómo funcionan las cosas: con sembrar una feroz prevención hacia los que presumen de conocer ese funcionamiento será suficiente. El problema de la economía es que mantiene, a pesar de sus terribles errores, una imperturbable reputación de credibilidad. No hay nada más serio que un banquero. Nadie ha visto a un banquero cómico».

La economía no existe
Antonio Baños Boncompain