El Sur pide la palabraEl Sur pide la palabra

El Sur pide la palabra

El futuro de una Europa en crisis

ISBN 978-84-15070-39-9
224 páginas
Tapa dura, 15,5 x 23 cm

Un libro apasionante en torno a las claves de la situación actual en Europa.

El discurso oficial afirma que Europa está amenazada por un Sur derrochador, endeudado y perezoso. Para el Norte, lo primero es pagar las deudas y garantizar los rendimientos del capital, aunque eso suponga poner en peligro la democracia y el estado de bienestar. Žižek y Horvat afirman que ocurre lo contrario, que el Sur ha de tomar la palabra y que para ello es necesario que la izquierda recupere la iniciativa.

¿Por qué lo publicamos?

La inteligencia de Žižek y Horvat aplicada a la crítica de los tópicos establecidos produce un grupo de ensayos extraordinarios.

ISBN 978-84-15070-39-9
224 páginas
Tapa dura, 15,5 x 23 cm

Slavoj Žižek es un fenómeno mundial debido a la singularidad de su pensamiento, siempre capaz de la más luminosa e inesperada sorpresa. Horvat aparece como editor y pensador de altura.

Slavoj Zizek

(Liubliana, Eslovenia, 1949) es, según Adam Kirch, de The New Republic, «el más peligroso filósofo de occidente». Gran lector de Hegel y Lacan, apasionado de Hitchcock y Lynch, neomarxista y crítico cultural, se ha convertido en un mito para las nuevas generaciones gracias a sus análisis siempre provocativos. Dirige el instituto Nirkbeck para las Humanidades, en la Universidad de Londres. Es autor de numerosísimos ensayos de filosofía, crítica cultural y política. Combina en su obra la lectura de Hegel con la de Lacan. Cultura es para él un concepto amplísimo que va desde el cine (Hitchcock) hasta la Coca-Cola.
Slavoj Zizek
¿Quieres leer un fragmento de este libro?
¿Quieres leer un
fragmento del libro?

«Lo malo que tiene el andar defendiendo la civilización europea frente a la amenaza de los inmigrantes es que la ferocidad de esa defensa resulta una amenaza mayor contra la “civilización” que la llegada de los inmigrantes, por muchos que sean».

El Sur pide la palabra
Slavoj Zizek